martes, 3 de julio de 2012

DESCUBRIMIENTO DE UN CEMENTERIO DE MAMUTS EN SERBIA

El arqueólogo Miomir Korac,  director del proyecto romano Viminacium estaba  trabajando en dicho yacimiento, en Kostolac, al este de Serbia, cuando los trabajadores de la mina de carbón, Drmno, aledaña al lugar, le informaron de la presencia de restos fósiles en el lugar.


Los restos óseos corresponden a  siete mamuts  lanudos, Mammuthus primigenius, que se extinguieron hace unos doce mil años y  se encuentraban a 20 metros de profundidad.  
Los Mammuthus es un género extinto de mamíferos proboscídeos pertenecientes a la familia Elephantidae. La especie más conocida es el mamut lanudo, y se han registrado fósiles en Norteamérica, Eurasia, África y en Europa. Son de gran tamaño y en algunos casos suelen ser superiores a los elefantes modernos. Los ejemplares más antiguos conocidos, hasta la fecha, datan de sedimentos de aproximadamente 250.000 años de antigüedad, de la Glaciación de Riss. Los mamuts lanudos se caracterizan por su pelo, especialmente espeso, sus pelos podían llegar a medir hasta 90 centímetros de longitud. Otra adaptación al clima glacial de su hábitat era una capa de grasa, que en ocasiones, medía 9 centímetros de grosor. Desaparecieron a finales del Pleistoceno.


Para Milos Milivojevic, miembro del Museo de Ciencias Naturales de Belgrado, afirma que el yacimiento se encuentra en lo que era el delta del río Morava, en la era prehistórica, por eso él baraja dos hipótesis ante dicho hallazgo, por una parte considera que una catástrofe acabó con todos los mamuts, en el mismo lugar, o bien se trata de un cementerio de mamuts. Si se determina esta última hipótesis se demostraría que los mamuts hacían largos viajes migratorios a fin de terminar sus vidas en un lugar determinado.


Y dicho hallazgo no es único en el lugar, ya que en el año 2009, se descubrió una hembra de  mamuts que fue bautizado con el nombre de Vika, pero este ejemplar se encontraba a 27 metros de


profundidad y media cuatro metros de largo, cinco de ancho y pesaba más de diez toneladas. Fue uno de los pocos hallazgos de la especie de Mammuthus meridionalis, originarios de África, que se recuperaron entero y muy bien conservado, apenas presentaba daños en el cráneo y en los colmillos, lo que demuestra que no hubo importantes movimientos tectónicos en la zona, al menos en un millón de años.


El mamut meridional fue la primera especie en abandonar África para llega a Eurasia, esta especie de mamuts vivía en las regiones de bosque abierto y se alimentaba de hierbas y hojas. Era más grande que los elefantes actuales, con una altura de 4 metros y un peso de 10 toneladas.