jueves, 21 de noviembre de 2013

El cambio climático: recolonización y filogeografía del Ciervo Rojo Europeo.


Recientemente se ha publicado en la revista Molecular Ecology (Vol.22, 2013) un informe donde se pone de manifiesto como los cambios climáticos acaecidos durante todo el Pleistoceno les afectó a la fauna y flora de Europa.
El estudio se ha llevado a cabo a través de los datos obtenidos con el ADN mitocondrial obtenido de muestras de ciervos rojo (Cervus elaphus L), se trata de un animal grande y en constante movimiento, que se extendía por toda Europa, en los últimos 40.000 años.
Se determina que los ciervos antes del último interglacial, hace unos 22.000 años, se extendían por toda Europa Sudoriental y Asia Occidental y también llegaron ha extenderse hasta el oeste, rebasando incluso el Reino Unido.
Durante el máximo glaciar, el ciervo rojo se limita principalmente a las zonas del sur. En la Península Ibérica, los Balcanes y, posiblemente, en Italia y Asia Sur Occidental.
Sin embargo, al final del máximo glacial, 18.000 años, estos animales se expandieron desde el sur de Europa, al norte de Europa Central y Oriental, incluyendo a Gran Bretaña, Bélgica, Escandinavia, Polonia, Alemania.
El artículo determina que el ciervo rojo no sobrevivió en el noroeste europeo, pero sí que  fueron después reemplazados por los ciervos que emigraron de Iberia a finales de la era glacial, por lo que hubo un intercambio genético entre las dos  áreas.
El trabajo se ha llevado en coordinación con la Universidad de Tel-Aviv, la Universidad de Cantabria y del Museo de Historia Natural de Londres.
Una vez más se pone de manifiesto a través de analíticas la sensibilidad de determinadas especies a los cambios climáticos producidos durante el Pleistoceno.


Foto de la agencia EFE.


martes, 12 de noviembre de 2013

MUSEO ARQUEOLÓGICO DE JEREZ DE LA FRONTERA (Cádiz)


El Museo Arqueológico Municipal de la ciudad de Jerez se encuentra situado, en la Plaza del Mercado, en pleno casco histórico jerezano desde el año 1993, pero desde el año 2007 ha permanecido cerrado al público bajo un cartel que decía “Cerrado por obras de ampliación y reformas”.
Según algunas fuentes periodísticas y asociaciones en defensa del Patrimonio de la ciudad, parece ser que el verdadero motivo de tantos años clausurado ha sido la desidia de su clase política, por un escaso interés por la difusión y conservación de su Patrimonio Histórico.
Las instalaciones del museo se encuentran repartidas en torno a tres patios típicos de los palacios del Barroco. En la planta baja se encuentran las salas dedicadas a la Prehistoria distribuidas entre los registros del Paleolítico y Neolítico, así como, la sala dedicada a la Geografía de la comarca y la Numismática.
Esta es la zona del museo que creo que ha permanecido inalterable después de su reapertura, guarda todavía su estructura y disposición de sala con un estilo clásico en la distribución de sus piezas, donde en un pequeño espacio se aglomeran piezas líticas de los yacimientos de Palmar del Conde, La Arenosa y de Laguna de Medina, donde el visitante puede observar una evolución en las técnicas de talla de estas sociedades de cazadores recolectores.
También se compagina con sociedades productoras con asentamientos en cueva y en abrigos, como la cueva de La Dehesilla y El Parralejo, con una presencia ya de cerámicas realizadas a mano y con una rica presencia de restos de fauna.
También destacan en estas salas un vaso neolítico decorado procedente de la Sima de la Veredilla, en Benaocaz, varios ídolos cilíndricos oculados encontrados en Trebujena y Torrecera, alabardas en sílex pertenecientes a un ajuar funerario del calcolítico o las puntas tipo palmela que fueron utilizadas para la caza con arco o bien engastadas en venablos o bien como punta de jabalina, así como, el famoso casco griego corintio, del s. VII a. d. aparecido en un arenero del río Guadalete, en Jerez, en fin, un rico conjunto de piezas que nos señalan la presencia en estas tierras de sociedades cazadoras-recolectoras, sociedades tribales y clasistas iniciales que nos han dejado su impronta en estos dominios.
Creo que las infraestructuras de estas salas se podrían haber mejorado, con una apuesta mas moderna, como se ha realizado en las salas de la época islámica que le dan al museo un aspecto museístico mas moderno y divulgativo, así como incorporando piezas líticas más emblemáticas de los diferentes Proyectos de Investigación que se han realizado en la zona.
Pero quizás, la colección que más le ha hecho crecer a este centro haya sido los materiales procedentes de las excavaciones realizadas en 1956, por el arqueólogo D. Manuel Esteve Guerrero, procedentes del yacimiento de Mesas de Asta (Hasta Regia), y sin embargo es uno de los Patrimonios Arqueológicos olvidados de las administraciones y uno de los yacimientos con más raigambre en la zona, ya que, dispone de presencia ininterrumpida desde las sociedades del IV milenio a. C hasta época Bajomedieval.
Ya en la planta primera se encuentra la mayor parte de las reformas llevadas a cabo en el museo en estos últimos cinco años y donde la época Islámica tiene una rica presencia y están muy bien montada las diferentes salas con materiales muy seleccionados y representativos de las últimas excavaciones llevadas a cabo en la ciudad, donde la presentación museográfica ha sido totalmente renovada, tanto por la incorporación de espacio, como de paneles explicativos elaborados con materiales modernos, pantallas con montajes de audivisuales…, todo el trabajo museístico se ve muy bien proyectado desde un punto de vista teórico como metodológico de cara al visitante.
 Como todos los museos tienen una proyección social  que consiste en la formación del público, este centro lleva a cabo programas educativos a través de diferentes talleres donde todos los jóvenes pueden ir conociendo la historia de su ciudad; y el público en general puede disfrutar de charlas, conferencias de las piezas más emblemáticas del museo (Pieza del mes).
Pero también un museo tiene que tener una labor de difusión de su patrimonio y creo que esta labor está muy bien desarrollada por la “Asociación de amigos del museo,” entre muchas de sus labores se encuentra la difusión y vigilancia de su Patrimonio, deforma desinteresada estas personas todos los primeros sábados del mes realizan visitas guiadas para aquellas personas que quieran conocer mejor el rico Patrimonio Histórico-Arqueológico de la ciudad de Jerez.