jueves, 21 de noviembre de 2013

El cambio climático: recolonización y filogeografía del Ciervo Rojo Europeo.


Recientemente se ha publicado en la revista Molecular Ecology (Vol.22, 2013) un informe donde se pone de manifiesto como los cambios climáticos acaecidos durante todo el Pleistoceno les afectó a la fauna y flora de Europa.
El estudio se ha llevado a cabo a través de los datos obtenidos con el ADN mitocondrial obtenido de muestras de ciervos rojo (Cervus elaphus L), se trata de un animal grande y en constante movimiento, que se extendía por toda Europa, en los últimos 40.000 años.
Se determina que los ciervos antes del último interglacial, hace unos 22.000 años, se extendían por toda Europa Sudoriental y Asia Occidental y también llegaron ha extenderse hasta el oeste, rebasando incluso el Reino Unido.
Durante el máximo glaciar, el ciervo rojo se limita principalmente a las zonas del sur. En la Península Ibérica, los Balcanes y, posiblemente, en Italia y Asia Sur Occidental.
Sin embargo, al final del máximo glacial, 18.000 años, estos animales se expandieron desde el sur de Europa, al norte de Europa Central y Oriental, incluyendo a Gran Bretaña, Bélgica, Escandinavia, Polonia, Alemania.
El artículo determina que el ciervo rojo no sobrevivió en el noroeste europeo, pero sí que  fueron después reemplazados por los ciervos que emigraron de Iberia a finales de la era glacial, por lo que hubo un intercambio genético entre las dos  áreas.
El trabajo se ha llevado en coordinación con la Universidad de Tel-Aviv, la Universidad de Cantabria y del Museo de Historia Natural de Londres.
Una vez más se pone de manifiesto a través de analíticas la sensibilidad de determinadas especies a los cambios climáticos producidos durante el Pleistoceno.


Foto de la agencia EFE.


No hay comentarios:

Publicar un comentario