jueves, 29 de enero de 2015

DOROTHY GARROD: Un nombre para la Arqueología

Nos hemos pasado siglos y siglos hablando del papel relevante que ha llevado a cabo el hombre a lo largo de la Historia de la Humanidad y nos hemos olvidado del papel de la mujer a lo largo de ésta.
Por ejemplo, esta invisibilidad histórica la vemos reflejada en la persona de Annie Elizabeth Dorothy  Garrod nacida en 1892 en Oxford, en el seno de una familia de intelectuales; su padre fue considerado el fundador de la bioquímica genética.

Dorothy Garrod de Newpham College de Cambridge
Este ambiente familiar llevó a Dorothy a matricularse en Oxford (1922) para estudiar Arqueología. Para ampliar sus estudios se tuvo que marchar a París (en la actualidad sigue siendo una tónica habitual) donde se decantó por la Prehistoria y después de varios años de trabajo en este campo, le llevó a doctorarse en 1924. Este mismo año se iniciaron las excavaciones cerca del abrigo Devil´s Tower, en Gibraltar, donde tuvo la suerte de hallar restos de un frontal y parietal izquierdo de un cráneo infantil de neandertal, asociado a un conjunto de industrias líticas del musteriense tardío. Este hallazgo fue muy memorable en aquella época porque en este mismo lugar, en 1948, se había hallado el primer cráneo fósil de neandertal más meridional de Europa.
La publicación de este hallazgo en la revista “Journal of the Royal Anthropological Institute of Great Britain and Ireland”, digamos que le abrió las puertas al mundo de la investigación del Paleolítico en su país; y lo tuvo que hacer muy bien cuando sus propios compañeros la propusieron para el premio del Instituto de Antropología de Ámsterdam por el excelente trabajo que había realizado.
Después de estos acontecimientos Garrod realizó una serie de excavaciones en gran Bretaña y llevó a cabo expediciones por Kurdistán, Palestina, Líbano, Anatolia, Bulgaria, Irak, Israel y Francia.
Podemos decir que el trabajo más complejo y completo que llevo a cabo esta investigadora lo realizó en Monte Carmelo (1928), en Israel, una zona que estaba plagada de cavidades, con un amplio registro.


Campamento de excavación en Monte Carmelo. 1929

En estas excavaciones Dorothy trabajo junto a la paleontóloga Dorothea Bate donde sacaron a la luz restos de neandertales, sólo había registros de ésta especie en Europa, luego fue un caso insólito para la comunidad científica. Su trabajo conjunto les llevo al estudio de 52 especies de fauna distintas que le sirvieron a Bate para crear la tabla de Dama-Gazalla que utilizó más tarde para determinar los cambios climáticos generados en la zona.
En 1935 se publico en la prestigiosa revista Nature los registros aparecidos en Monte Carmelo que abarcaban desde el Paleolítico inferior, medio y Epipaleolítico. En concreto, en las cuevas de Tabún y Es-Skhul, descubrieron esqueletos de neandertales y humanos modernos, y en Shukbah y las terrazas de Wad, en el valle de Wadi-an Natuf, les sirvió para acuñar el término natufiense por las características tan peculiares que presentaba el registro fósil, además de ser los pilares para la comprensión de la transición de los modos de vida al Creciente Fértil en la zona.



Podemos decir que Dorothy Garrod fue una gran innovadora y una mujer pionera en su tiempo por varios motivos:
-Valorar su gran valentía al dedicarse tanto al estudio de la prehistoria como de la Arqueología en una época en que ambas estaban emergiendo como disciplinas modernas, donde los estudios multidisciplinares no existían y tuvo que enfrentarse a una comunidad científica bajo los efectos del evolucionismo lineal.
-Destacar la dedicación que le prestó al análisis de los restos de fauna asociados a los materiales arqueológicos, que no era muy propicio en aquella época incorporarlos al estudio de los registros. Y llegó a determinar las condiciones climáticas y ecológicas de los ecosistemas a raíz de los restos de fauna. Estos estudios han servido de base para posteriores investigaciones en Paleoecología.
-Para llevar a cabo su trabajo se rodeó de un completo equipo de trabajo de otras especialidades, y además para las labores de excavación contrataba a las mujeres árabes locales que gratificaba con un salario. Todo un progreso para las mujeres en aquel momento.
-También la podemos considerar pionera en establecer los límites geográficos entre los neandertales típicos: Eurasia y Próximo Oriente. Primeros resultados de las migraciones prehistóricas.
-Destacó en sus interpretaciones sobre el arte paleolítico quizás influenciada por los estudios de su maestro Breuil.
-Tuvo el denuedo de presentarse a la cátedra de una de las Universidades más prestigiosas del momento como era la de Cambridge, puesto que sólo era ocupado por hombres. No fue hasta después de la Segunda Guerra Mundial cuando las mujeres pudieron acceder a estos puestos como profesoras con pleno derechos.
Su enseñanza ejerció una gran influencia en el conocimiento y expansión tanto de la Arqueología de campo como en la Antropología, y además podemos considerarla precursora en los trabajos interdisciplinarios con otros colegas, como, los que llevó a cabo en Monte Carmelo.
Su minuciosidad científica fue tan valorada que le nombraron presidenta de la Asociación Británica para el avance de la Ciencia, y le concedieron la Medalla de Oro de la Sociedad de Anticuarios de Londres.
Podemos decir que Dorothy Garrod fue una mujer polifacética e inquieta, quizás, por la formación que tuvo de sus colegas como Henri Breuil, Teilhard de Chardin, Louis Didon, Diana Kirkbride, Layard, etc. También era una entusiasta de la música, tocaba la flauta, estoy segura que a Dorothy le hubiese gustado tocar con Ara Malikian, después de una jornada de excavación, en Monte Carmelo.
Reconocer que muchos de los derechos que disfrutamos las mujeres del mundo occidental se lo debemos a mujeres como Dorothy Garrod, Encarnación Cabré Herreros, Christiane Desroches, Katheleen Kenyon, Nina Layard, Dorotha Bate, Johanna Mestof, etc, que han tenido que luchar contra la incomprensión de la sociedad de su tiempo sumergida en un paradigma creacionista, y lidiar contra los prejuicios y la incredulidad de que una mujer no podía aportar nada a la ciencia. Pero aún hoy, a pesar de que la sociedad  ha evolucionado mucho en el campo del conocimiento y donde la Arqueología del género está abriendo nuevas líneas de investigación, se resiente escuchar en las aulas de arqueología prehistórica nombres de personalidades como las que hemos comentado que han contribuido a fortalecer y mejorar la teoría de la Arqueología.

    Museo de Prehistoria de Valencia en 1951. Lluís Pericot explicando la sala a John Waechter,
Dorothy Garrod, Germaine Henri-Martín y Suzanne de Saint Mathurin.





4 comentarios:

  1. Gracias por esta entrada tan ilustrativa y que tanta información me da dado. Yo la información que conocía de D.G. era por el papel que tuvo en el descubrimiento de una abrigo rupestre en San Roque. ( La Horadada ). Ya hablaremos al respecto sobre este tema un día que nos veamos. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Tengo unas dudas sobre ella. ?Que fue su papel el el caso Glozel? Su explicacion, que incluyo sacos de yeso y una copia de un padron de huecos, me parece sospechosa. Es demasiado complicada. "The lady doth protest too much, methinks"

    ResponderEliminar
  3. Vincent, ya te leí algo al respecto en mi Blog, pero nunca supe exactamente a que se refería. Al margen de crear ninguna polémica y mucho menos a través de comentarios vía blog, entiendo que el trabajo en general de Dorothy Garrot, estará por encima de todo, aun dando por supuesto cualquier affaire. Sin lugar a duda al menos para mi es, fue una mujer con muchas virtudes y que seguro que la circunstancias de la época le pusieron todo tipo de trabas por el solo hecho de ser mujer.
    Saludos... estamos en contacto, Saludos de nuevo Isabel.

    ResponderEliminar
  4. Salvador, Garrod realizo un viaje por España para visitar diferentes yacimientos arqueológicos, fue una mujer que también se interesó por el arte rupestre, de hecho junto a Saint-Mathurin encontraron los bajorelieves de Angles-sur-I´Anglis en Viena, y más registros..algunos de estos hallazgos fueron publicados por su maestro Breui como el caso de la cueva de la Horadada en el campo de Gibraltar...
    Respecto a las excavaciones de Glazel decir que Garrod sólo formo parte de una comisión internacional de expertos en Prehistoria para determinar la veracidad de los hallazgos, ya que, se habían cometido muchísimos atropellos desde sus inicios (siempre hay que valorar las cosas en el contexto del tiempo que ocurrieron, aquí nos encontramos ante una excavación realizada durante los años 20 del siglo pasado, y que desató la ira por una publicación entre Morlet y Louis Capitan).
    Prácticamente yo no sé si Garrod puso la pieza de arcilla o no en aquel lugar, me quedo con la versión de Bosch Gimpera que fue también miembro de la comisión y, él sí, estaba presente en ese momento que ocurrieron los hechos y afirmó que Garrod no tuvo nada que ver de lo que Morlet le acusaba.
    Creo que con lo que nos debemos de quedar es con lo que aportó Garrod a la Arqueología. Fue una mujer con mucha fuerza interior que la llevo a abrir líneas de investigación por sitios muy alejados (en 7 países) y por su enfoque interdisciplinario. Por ejemplo, el trabajo que llevo a cabo en Palestina, con la cultura conocida como Natufian donde se sentaron las bases de la secuencia prehistórica todavía en uso por muchos arqueólogos, en fin, hay muchos temas para alabar la obra de Dorothy.Y sobre todo abrió las puertas a muchos investigadores a un enfoque no eurocentrista en las investigaciones del Paleolítico y lo que ha aportado su trabajo para el futuro de la investigación. Saludos a los dos y gracias por participar....

    ResponderEliminar