lunes, 11 de marzo de 2013

PRESENCIA HUMANA EN ORCE (GRANADA)


Si queremos conocer cuales son los registros humanos más antiguos de nuestra comunidad, incluso de Europa, tenemos que remontarnos al Pleistoceno inferior y para ello tenemos que irnos a Orce (Granada), en concreto, a los yacimientos de Fuente Nueva 3 y Barranco León; según las últimas investigaciones el  yacimiento de Venta Micena es considerado paleontológico.
Si visitamos la comarca de Orce nos encontramos con una zona semidesértica, con un relieve formado a base de barrancos, llanuras, mesetas, cañadas y agrestes montículos, como lo atestiguan las capas de color, que van del ocre al blanco de sus limos, arcillas y arcillas micritas.


                  extensión de Venta Micena. Fuentes: Granada en tus manos.

El aspecto totalmente árido, que presenta la zona, para nada nos hace sospechar que durante el Plio-cuaternario esta zona estaba configurada como una zona lacustre, donde los lagos y pantanos se sucedían y extendían, donde los cambios climáticos y geológicos en los diversos niveles de agua condicionaron la sedimentación de los ecosistemas terrestres. 
Estos lagos y pantanos, de poca profundidad, se vio rodeado de una rica fauna de grandes  mamíferos, hoy extintos, es decir especies que ahora no tienen unos equivalentes ecológicos en nuestras latitudes, como podían ser los elefantes, hienas, hipopótamos o dientes de sables.
Hoy día, Orce vuelve a ser noticias debido al hallazgo, en uno de sus yacimientos, de un diente de leche perteneciente a un humano de unos diez años de edad y datado de una antigüedad de 1.400.000 años.
Pero, la historia de Orce comienza en 1976, cuando se inician las primeras excavaciones en el yacimiento de Venta Micena, por un grupo de investigadores, dirigidos por José Gibert.
En 1983 se publicaba por la comunidad científica que llevaba a cabo los trabajos, el fragmento craneal, que se dio a conocer como El Hombre de Orce, treinta años después este fragmento se ha determinado como perteneciente a un fragmento craneal de una pequeña rumiante.
Todos los hallazgos paleontológicos, como líticos, encontrados en los yacimientos de Orce van revolucionando las teorías hasta la fecha existentes, acerca de la colonización de Europa, por los primeros homínidos. 
Hasta estas  fechas se creía que la colonización nos había llegado por el este,  los nuevos hallazgos  ocasionaron que el doctor Gibert abriera nuevas líneas de investigación; se plantea, así, una nueva teoría, la colonización se llevó a cabo por el sur de Europa, por el estrecho de Gibraltar. 
Toda esta hipótesis, así como los hallazgos, los refleja Gibert en su libro "El hombre de Orce. Los homínidos que llegaron del sur" publicado en 2004.
Además de Venta Micena se van descubriendo y excavando nuevos yacimientos como Fuentenueva 1 y 3, Barranco León 5, Barranco del Paso, y así, hasta catorce depósitos con registros faunísticos. 

La riqueza paleontológica de estos yacimientos no ha sido igualada por ningún otro registro en la Península; siendo Venta Micena el yacimiento más emblemático de todos los descubiertos hasta la fecha, con 32 taxones registrados, su  antigüedad se ha asentado en 1,4 millones de años, es un depósito que fue generado por la actividad de las hienas gigantes de esa época, representadas por la especie Pachycrocuta brevirostris, en uno de los márgenes del Lago de Orce cuando éste se desecó parcialmente.
En este lago habitaba una comunidad de mamíferos, donde las crías de los elefantes, Mammuthus meridionalis, los hipopótamos, Hippopotamus antiquus, y los


rinocerontes, Stephanorhinus etruscus, eran las presas cazadas preferentemente por los grandes tigres, con dientes de sable, del género Homotherium, los Homotherium latidens, mientras que los caballos jóvenes y adultos, Equus altidens, los grandes bóvidos con hábitos acuáticos, cf. Dmanisibos sp., los ciervos gigantes, Megaloceros solilhacus, y los restantes rumiantes de talla mediana y pequeña, Praeovibos sp., Soergelia minor, Hemitragus alba y Praedama sp.; dentro de los cérvidos se desarrollaban el ciervo gigante Eucladoceros giulii, que presentaba dos astas próxima a los dos metros de longitud y otra especie de tamaño mediano como la Pseudodama sp., que es análoga a los gamos actuales. Estas especies eran depredadas por los tigres con dientes de sable del género Homotherium latidens, los Megantereon whitei; por los linces  Lynx aff. issiodorensis y perros salvajes de la especie extinta Canis (Xenocyon) falconeri.


En este depósito vemos tres orígenes diferentes de la fauna, por un lado tenemos la asociación de especies que ya estaban en Europa en épocas antiguas como el elefante y el oso; otro grupo lo integra las especies procedentes de Asia como los bóvidos, cérvidos, caballos, rinocerontes y cánidos; y un tercer grupo lo configuran las especies africanas como hipopótamos, hienas y tigres dientes de sable.
Después de un parón en las excavaciones éstas se reanudaron en 2005, con nuevos equipos de investigación multidisciplinar, al frente de Dr. Isidro Toro, Robert Sala y Bienvenido Martínez.
Las  excavaciones sistemáticas llevadas a cabo en los tres yacimientos mencionados, y que se engloban en el proyecto Ocupaciones humana en el Pleistoceno inferior de la cuenca Guadix-Baza, se han recuperado especies como elefantes, hipopótamos, rinocerontes, ciervos, caballos, oso chacal, así como, bastante industria lítica.
El lunes, día 4 de marzo, la revista Journal of Human Evolution daba a conocer el hallazgo, en el yacimiento de Barranco León, de un diente de leche de un homínido de 1,4 millones de años. Lo que supone la evidencia más antigua de presencia humana en Europa occidental, no se ha podido determinar a que especie de Homo pertenece. El artículo está firmado por un grupo de investigadores al frente de Bienvenido Martínez-Navarro.
El resto fue identificado en el año 2008 y apareció asociado a 1244 restos de industria lítica formada por herramientas talladas a mano alzada o a yunque y a un conjunto de fauna compuesta por restos óseos de osos, chacales, zorros, lobos, hienas gigantes, tejones, rinocerontes, caballos, hipopótamos, bisontes, conejos, puercoespines y especies de roedores e insectívoros, además de otros pequeños vertebrados compuestos por anfibios y reptiles.
Toda esta trayectoria de investigaciones en la zona de Orce, dio lugar en 2012, a que se declarase Bien de Interés cultural (BIC), esta declaración es un paso necesario para que se pueda realizar en la zona un Plan Director que es el que ha marcado los objetivos y directrices a seguir en las investigaciones, y sobre todo y más importante que debe llevar a cabo la Junta de Andalucía es la continuidad de los descubrimientos, así como, la protección y conservación de estos yacimientos para un mejor conocimiento del Pleistoceno inferior y asentamientos humanos en el continente europeo.
A raíz de los últimos acontecimientos en la zona la Junta pretende solicitar la declaración de los yacimientos de Orce como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.                                                         
Diente de leche prehistórico hallado en Orce, Granada.
Diente de homínido hallado en Orce. J. Mestres


                                                

4 comentarios:

  1. Isa, yo fui una vez desde un pueblo costero de Almeria a Orce, sobre 60 kms, a ver que veía allí sobre el cráneo de Orce. La verdad que fue un día aciago. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. La zona es muy interesante Salva, su paisaje rompe con todo lo que hay a su alrededor, toda la cuenca de Guadix-Baza es peculiar y guarda muy buenos registros paleontológicos, a ver si ya, la Consejeria se aclara con los permisos de excavación y da luz verde a que se puedan llevar a cabo en la zona proyectos de excavación, para un buen conocimiento de todo el Pleistoceno inferior en el sur peninsular.Si vuelves por la zona no dejes de visitar su museo arqueológico, allí si puedes ver buenas piezas.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Ya te enviare fotos de mi visita a Orce con mi hijo Alex. Le comente a Fran que hoy he estado en la Necropolis de las Lagunillas y en la parte alta de Bobastro viendo vestigios de lo que en tiempos de Umar u Omar Ben Hafsun fue una fortificación...se me caía la baba, viendo piedras...jeje, nos vemos un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Salvador, es que has estado en el centro de las que fueron las revueltas mozárabes contra el estado cordobés, habrás visto las ruinas o edificaciones excavadas en la roca, edificaciones rupestres, y edificios religiosos como la iglesia rupestre Mozárabe de Bobastro, construida s. X, que después fue mandado destruir por Abd al-Rahman III.
    Esta zona fue refugio del caudillo Omar ben Hafsun. En fin, supongo que habrás disfrutado de la zona que es preciosa te envío un enlace de la cueva ya verás que maravilla, aunque creo que tú ya la conoces... Saludos

    http://www.cuevadeardales.com/

    ResponderEliminar