martes, 1 de julio de 2014

TOSSAL DE MANISES


El yacimiento arqueológico de Tossal de Manises se asienta en una pequeña elevación, de una colina, a 38m sobre el nivel del mar, en el actual barrio de L´Albufereta, a unos tres kilómetros del centro de la ciudad de Alicante, y donde se construye la antigua ciudad romana de Lucentum, la actual ciudad alicantina.
Debido al crecimiento inmobiliario de la ciudad, el yacimiento, se encuentra totalmente rodeado de altos edificios; pero se ha incorporado y conservado perfectamente en un entorno ciudadano moderno.
Basada en las investigaciones arqueológicas la cronología, de este yacimiento, abarca desde el s. IV a.C hasta el s. X d.C.
La primera fase de ocupación corresponde a un poblado ibérico del s. IV a. C; debido a que la geomorfología del lugar era idónea para el desarrollo del comercio marítimo.
Se accede al yacimiento por una de las puertas  de principios del s. I d. C, y consta de un umbral de piedra en el que se puede observar la entalladura para el paso de los carros y remata en un arco de sillería. Este acceso posiblemente era por donde discurría una vía que comunica con la vía Augusta.
En la parte oriental del yacimiento se conserva las estructuras de la época Ibérica (s.III. a.C), son construcciones adosadas a la muralla. Se conserva una de las torres que está distribuida en tres cámaras, en la parte superior acoge las catapultas. Al lado de ésta torre existieron dos naves que servirían de almacén.
Se puede pasear por las calles donde a un lado y a otro se distribuyen las viviendas y cisternas para almacenar el agua y también se conservan los umbrales de piedra. Se ha conservado perfectamente una de las casas, la Domus del Peristilo, se trata de una vivienda organizada alrededor de un peristilo y los pórticos laterales se hallaban cerrados por un pretil  de pequeña altura. Y donde se puede interpretar en la domus la distribución de los dormitorios, la sala para banquetes, sala de recepción y despacho del propietario y comedor.
En este yacimiento se observa como la ciudad de Lucentum  adquiere una prosperidad en las construcciones civiles con la incorporación del foro, templo, termas,  edificios públicos, tabernas, murallas, puerta de acceso, casas, mosaicos, alcantarillado, torres etc; todo un entramado constructivo que  te hace ver como era una ciudad romana. Por ello fue declarado en 1961 como Monumento Histórico-Artístico por la Comunidad Valenciana.
La visita a este yacimiento no te deja impasible, se observa la inversión económica que se ha realizado por parte de la Comunidad Autónoma para la puesta en valor del mismo, donde han apostado por su Patrimonio arqueológico. Debido a su excelente consolidación y restauración de los restos excavados el visitante puede llevar a acabo un recorrido en solitario por el mismo debido de que dispone en  todo el recorrido de una serie de paneles informativos y está adaptado a todo tipo de público.









No hay comentarios:

Publicar un comentario