miércoles, 29 de octubre de 2014

TAFONOMÍA: Fosildiagénesis.

Como he comentado en otro post anterior, en los estudios tafonómicos, tenemos dos procesos, uno comienza con la muerte y/o producción de un organismo y termina con el enterramiento final y ordenación de los restos del animal en un paleosuelo que es el bioestratinómico;  y el otro proceso es el fosildiagenético.
La fosildiagénesis es la encargada de estudiar la transformación que tiene lugar desde la muerte de un animal hasta el hallazgo de sus restos en un yacimiento, es decir, los cambios  que sufren las entidades una vez que llegan a su enterramiento final o destrucción total. Una vez que las partes son enterradas sufren una serie de transformaciones más o menos profundas en la composición y estructura orgánica original del hueso, producto de un proceso físico-químico conocido como diagénesis.
Dentro de los agentes diagenéticos se incluyen principalmente las alteraciones químicas y físicas que experimenta un resto óseo a partir de su enterramiento por los sedimentos .
En este tipo de procesos tenemos que hablar de lo que Fernández López llama retrabajamiento que implica desenterramiento y desplazamiento, desde la posición de enterramiento, de entidades previamente acumuladas o resedimentadas; es decir, se trata de restos que han sido enterrados en dos ocasiones, con una fase intermedia de mayor a menor duración. El retrabajamiento o reelaboración suele realizarse por animales escarbadores, por los grupos humanos al crear hoyos, o desenterramiento por coluviones o corrientes hídricas. En este último caso los huesos están rodados y su abrasión les produce una serie de alteraciones en la fase sedimentaria (raíces, fracturas diagenéticas, etc.).
Los principales factores diagenéticos que afectan a los huesos son la fracturación y la deformación plástica, por aplastamiento y compactaciones diferenciales que ocasionan cambios en los restos óseos bien en su forma, tamaño o textura, estas compactaciones pueden ser homogéneas o heterogéneas.
Otros criterios para reconocer dichos procesos son la ausencia de remontajes, alteraciones diferenciales en los restos, fracturas transversales con fragmentos aislados, etc.





No hay comentarios:

Publicar un comentario