domingo, 20 de noviembre de 2016

MUSEO ARQUEOLÓGICO DE GALERA (Granada-Andalucía).

Galera es un pequeño municipio granadino que se localiza en el altiplano Baza-Huéscar. Sin embargo es conocido tanto a nivel nacional como internacional por la herencia arqueológica que atesora, que se extiende desde la Prehistoria hasta la Edad Media. Los restos de su riqueza arqueológica, le viene principalmente de los hallazgos en los yacimientos de Castellón Alto y Fuente Amarga; en total se han recuperado más de 130 sepulturas funerarias de la Edad del Cobre.
En su término municipal existen más de 45 puntos arqueológicos catalogados, y ha sido uno de los puntos álgidos de la arqueología española a lo largo del s. XIX y principios del XX, donde se han llevado a cabo diferentes intervenciones arqueológicas, de la mano de Juan Cabré, Federico de Motos, Wilhelm Schüle, Manuel Pellicer, Fernando Molina y Oliva Rodríguez-Ariza.
En el año 2001 abrió sus puertas el Museo Arqueológico, que se emplazo en el antiguo convento de monjas de Cristo Rey, y acoge los materiales arqueológicos de casi todos los periodos del desarrollo histórico de la zona. 
Todas las zonas que son ricas en registros arqueológicos corren el riesgo de ser expoliadas, es lo que le ha pasado a Galera. Los habitantes del lugar, cuando labraban sus tierras, les salían auténticas colecciones de material arqueológico y desaparecían. Este hecho fue lo que alentó a las autoridades del lugar a la creación de un museo en 1998. Al principio se disponía de poco material, pero poco a poco los habitantes se fueron concienciando del valor de su patrimonio, y empezaron a donar  sus colecciones, de esta forma se comienza a catalogar y restaurar las piezas donadas. Gracias a esta iniciativa de contar con un museo, se ha conseguido que con los años, Galera pudiera contar con una de las piezas más emblemáticas de todo el museo, y  que fuese depositada allí, y no en el museo provincial, se trata de “La Momia de Galera”,  de la sepultura 121 de Castellón Alto.
Si hacemos un recorrido por sus salas, vemos que la primera planta está dedicada a la Prehistoria. Se exponen materiales cerámicos, líticos y metálicos  que reflejan los modos de vida de las sociedades de la Edad del Cobre y  del Bronce  (Cultura Argárica).
En la planta baja se encuentra una de las piezas más misteriosas de esta zona y que le ha dado renombre a este pueblo, es la “Diosa de Galera”, que fue descubierta en 1916 en la necrópolis  de Tútugi. Aparece junto a un ajuar formado por 4 vasijas gemelas de distintos tamaños, dos frascos de vidrio y una copa ática de barniz negro. Tiene una datación del s.VII a. de. C. Es una pequeña escultura tallada en alabastro y representa a la diosa Astarté. La deidad aparece sentada junto a dos esfinges y sostiene un gran cuenco en su regazo. El busto es hueco, para verter líquido  tanto por la parte superior de la cabeza, como por los pechos, hasta llegar a la pila. La función de esta escultura todavía no se ha podido determinar, se cree que pudo ser para llevar a cabo algún tipo de ritual, pero aún está por precisar.
El hallazgo de esta escultura se extendió por todo el territorio y la pieza fue adquirida por el restaurador de Luis Siret. Años después Luis Siret la donó al Museo Arqueológico Nacional, donde permanece actualmente. En Galera se conserva una copia. Sería de justicia que la pieza original volviera a su lugar de origen.
En el año 2002, apareció en una de las terrazas del poblado de Castellón Alto una sepultura con restos humanos, parcialmente momificados, pertenecientes a la cultura de El Argar.
Los restos pertenecen a un varón adulto de entre 27 y 29 años, con una estatura de 1,60 m. Sus manos y brazos estaban flexionados sobre el pecho. Se ha conservado casi todo su cuero cabelludo, el pelo era largo y negro, con dos trenzas laterales y una cola central. También se han conservado trozos de tejido del vestido, que era de lino y lana, y cubriendo la cabeza aparecen restos de de un gorro de lana.
Junto al varón se encuentra un niño de 4 años que posiblemente fue sacado de su sepultura original y colocada junto al padre, debido a que los restos no estaban en conexión anatómica en el momento de su extracción.
Para conservar este excelente conjunto momificado, el único que se conserva en España hasta la fecha, se ha fabricado una vitrina especial totalmente hermética, donde el oxigeno se ha sustituido por nitrógeno. Esto impide que en el interior se desarrollen microorganismos o focos de oxidación que afecten a la conservación de los restos.
El museo también cuenta con una bodega, donde se presenta una colección etnográfica de la elaboración del vino, el cáñamo, esparto…
Decir, que a pesar de tratarse de un museo ubicado en una población pequeña, éste custodia una excelente colección de material arqueológico de la Cultura Argárica, además está muy bien coordinado, desde el mismo museo que empiezas con una visita guiada por el mismo, te proporcionan la visita guiada a los yacimientos de Castellón Alto y  Fuente Amarga.












2 comentarios:

  1. Isa me encantó el Museo, ademas quien me lo mostró disfrutaba haciéndolo, me contó toda la historia del museo relacionada con Galera desde la prehistoria hasta las revueltas moriscas repelidas por Juan de Austria. (Estuvo al menos dos horas con nosotros) Que bien nos lo pasamos de veras, al final tuvimos que cenar allí y volvimos de vuelta a casa ya de madrugada.
    Gracias por tu aporte, saludos, nos vemos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad que sí Salvador, que lo tienen muy bien montado, a mi me gusto mucho las dos chicas que te realizan la visita, tanto la del yacimiento como la que está en el museo.. después dicen que el patrimonio no crea empleo, en Galera han sabido sacarle partido a su patrimonio...Saludos

      Eliminar