domingo, 2 de abril de 2017

LOS NEANDERTALES TALLABAN LOS HUESOS DE CÓRVIDOS COMO ADORNO PERSONAL

En la revista PLos One, ha sido publicado un artículo por Ana Majkic,  de la Universidad de Burdeos (Francia), donde se pone de manifiesto la presencia de muescas en el radio de un cuervo (Corvus corax), en el yacimiento de Zaskalnaya VI, en Crimea. El útil en sí, presenta siete muescas y viene de un nivel arqueológico con una datación que va entre 38 y 43 cal ka BP.
El trabajo tiene como finalidad examinar el grado de regularidad y la intencionalidad de este grupo de muescas a través de análisis tecnológico y morfométrico, así como, un estudio experimental comparativo.
La fauna aparecida en la capa III del yacimiento cuenta con mamut, rinoceronte, caballo, saiga, renos, megaloceros, ciervos, lobo, liebre y roedores pequeños. También está  el delfín común.
Se ha determinado que el agente de la acumulación de los huesos y su modificación ha sido producida por los seres humanos, aunque, la muestra ósea se encuentra muy fragmentada se observa que los carnívoros de pequeño tamaño también hicieron su trabajo. Determinados huesos de mamut fueron utilizados como combustibles y los huesos de las extremidades del caballo fueron empleadas como materia prima para la producción de artefacto como los retocadores y pulidores.
En los últimos años, se han realizado una serie de trabajos científicos donde se  pone de manifiesto que los neandertales llevaron a cabo una serie de trabajos, sobre los huesos de determinadas aves, con una finalidad simbólica y no de carnicería; como así, ha quedado reflejado en determinados yacimientos musterienses y Chatelperroniense como Fumane, Río Seco en Italia; Baume de Gigny, la Ferrassie, Combe Grenal, Les Fieux, Mandril, Grotte de L’hyéne, Grotte du Renne, Grotte du Noisetier, Pech de l’ Aze en Francia;  cueva de Gorham, Vanguard, Ibex en Gibraltar; y  Krapina en Croacia. Se ha demostrado que las falanges terminales, de siete especies de aves, presentaban marcas de cortes que indican que los neandertales habían eliminado de forma intencionada las garras para ser utilizadas como colgantes. Sin embargo, además de estos yacimientos, en Fumane en Italia; Grotte du Noisettier, Lazareto, Le Fieux en Francia; Salzgitter-Lebenstedt en Alemania;  Vanguard y cueva de Gorham, en Gibraltar han encontrado restos óseos con marcas de corte y de raspado en los huesos de las extremidades superiores lo que indican que las plumas fueron separadas de las alas. Estas evidencias, han sido interpretadas por los investigadores de dichos trabajos, como que estos objetos fueron utilizados como adornos personales, por parte de los neandertales.
Tales hechos, han llevado a este grupo de investigadores ha determinar que las muescas adicionales en los restos del cuervo, hallado en  Zaskalnaya VI,   puede haber sido hechas por los neandertales intencionadamente para crear un patrón visualmente consistente, y tal vez simbólico, en contraposición a actividades de carnicería.


Referencia: Majkic, A; Evans, S; Stepanchuk,  V; Tsvelyka, A; d’Errico, F (2017): A decorated raven bone  from the Zaskalnaya VI (Kolosovskaya) Neanderthal site, Crimea.  Plos  One 12 (3).








No hay comentarios:

Publicar un comentario