jueves, 29 de agosto de 2013

NUEVAS EVIDENCIAS DE LA PRESENCIA DE RENOS EN LA PENÍNSULA IBÉRICA DURANTE EL PLEISTOCENO

Durante el Paleolítico Superior, especialmente durante el Magadaleniense, es cuando se especializa la caza del reno en la Cornisa Cantábrica. El reno (Rangifer tarandus) es una especie adaptada a climas fríos y paisajes abiertos y llanos que actualmente habita cerca del círculo polar pero que durante el Pleistoceno Medio y el Superior ocupó buena parte de Europa, y a diferencia de otras especies adaptadas al frío como el mamut o rinoceronte, apenas se adentran en el Península Ibérica, estando restringida su presencia al noroeste de Cataluña y la región Cantábrica.

Renos.   Foto: Steve Morgan
Pero un reciente estudio publicado en la revista Boreas, encabezado por  A. Gómez, han actualizado los registros con presencia de reno (Rangifer tarandus),  en la región de Cantabria, en concreto se han estudiado 50 yacimientos), además se ha determinado la presencia de mamut  (Mammuthus primigenius) y rinoceronte lanudo (Coelodonte antiquitatis). El estudio también incluye  5 yacimientos con presencia de renos en el noroeste de Cataluña.
En este trabajo los autores plantean una revisión cronológica y arqueopaleontológica, de la presencia de los renos más meridionales de Europa en la Península Ibérica durante el Pleistoceno, debido al importante número de restos hallados de este artiodáctilo en el yacimiento de Arlanpe (Lemoa - Bizkaia), con una datación del final del Pleistoceno Medio.
Igualmente han verificado que la distribución geográfica descrita no coincide con las representaciones artísticas de renos en arte rupestre y mueble, que muestran una distribución más amplia, por ejemplo en la meseta norte, lo cual podría reflejar la comunicación cultural de larga distancia, el movimiento de grupos humanos, y, en definitiva, el contacto entre los grupos que habitaron estas regiones.


                                           

Estas especies han coexistido con los neandertales durante el Paleolítico Superior en la Europa Occidental.

Fuente:

No hay comentarios:

Publicar un comentario