domingo, 22 de diciembre de 2013

MUSEO ARQUEOLÓGICO DE ESPERA (MAE)


 Para conocer nuestro rico Patrimonio no es necesario desplazarse muy lejos, ni tampoco, tenemos que buscar grandes espacios, sino que, en pequeños pueblos de nuestra geografía se guardan pequeños tesoros. Este es el caso de Espera (Cádiz), una población situada al norte de la provincia de Cádiz, que guarda un rico legado de época íbera y romana, en sus dos yacimientos más representativos Carissa Aurelia y Esperilla.
La historia de este museo empezó a gestarse en el año 2001, promovida por la Mancomunidad de Municipios de la Sierra de Cádiz, a través del programa Arqueosierra II y partieron con una subvención de los fondos europeos (FEDER). El ayuntamiento decide poner en valor  una pequeña colección de esculturas zoomorfas, que tenían depositadas en la que era en aquella época la Casa de la Cultura, una casa-palacio del siglo XVIII, de doble planta, y albergaba en su planta superior la Biblioteca Municipal y en su planta baja la dedicaban a exposiciones temporales.
 Los gestores del proyecto decidieron ubicar en estas instalaciones, lo que sería una exposición permanente, debido a la riqueza de las piezas. Una primera actuación de este proyecto se centró en la preparación y acondicionamiento de la planta baja a lo que se llamaría “Exposición Permanente Mundo Funerario Íbero-romano” que quedaría inaugurada y abierta al público en 2001.
 La segunda fase del proyecto Arqueosierra III, en 2003, vino a mejorar y ampliar algunos de los servicios del centro. Y en 2006 vino el empuje definitivo de lo que es hoy día el Museo Arqueológico de Espera (MAE). En este año el proyecto europeo Cultur Cad, junto con la Diputación Provincial, Junta de Andalucía, Mancomunidad de la Sierra y el propio Ayuntamiento de Espera tenían como objetivo la reactivación económica de algunos municipios de la sierra de Cádiz a través de actividades culturales que fuesen generadoras de empleo. De esta forma se rehabilitó ya todo el edificio a lo que sería el museo, para ello se amplió la colección a través de las donaciones de los vecinos y se preparó lo que sería el proyecto museístico y museológico de Espera. Donde hay que destacar la distribución del material, montaje de vitrinas,  diseño y colorido de las salas tienen un aspecto moderno y actual, de un museo del s.XXI.
El museo dispone de una pequeña colección de figuras zoomorfas (esculturas que tienen forma o apariencia de animal), entre las que destacan una serie de leones, ciervo y verraco.
La primera sala que visitamos nos encontramos con lo que podíamos denominar la sala de los leones, con cinco figuras de leones, ciervo, verraco y escultura de un guerrero y una dama  (s.IV. al II.a.d.C).
Dentro de la plástica zoomorfa del arte ibérico estas figuras solían tener un significado protector en  los monumentos  funerarios y casi siempre los grandes felinos se representaban sentados y enseñando su dentadura. Esta iconografía la vemos en los leones de Esperilla que  tienen una posición en reposo, echados o arrodillados que nos sugieren un fin decorativo,  bien en las tumbas, en las entradas a sus templos o en las grandes mansiones. Dependiendo de la época, sobre todo a partir del s.IV a.d. C, la plástica de las figuras van cambiando, al producirse un cambio en la ideología de la aristocracia ibérica, donde van predominando determinados símbolos de poder y jerarquía,  como puede ser en los leones, donde se van generalizando en otros contextos que no son los típicos funerarios, como ocurre con los felinos que son figuras que aparecen en otras zonas donde no aparecen las necrópolis. Sin embargo, en el yacimiento de Esperilla, donde han aparecido estas figuras la aristocracia de la época debió de tener cierta relevancia debido a que se trata de enterramientos que debieron tener una monumentalidad y riqueza en sus ajuares ya que se han encontrado esculturas zoomorfas, cerámicas, vasijas de vidrío, ungüentarios etc. Normalmente las esculturas animalísticas de la cultura íbera suelen estar representadas por  animales mitológicos, escenas de caza, figuras de animales o bien  grupo de animales en lucha.
En el conjunto de Esperilla hay una figura que está catalogada como verraco, estas son esculturas que representan bien a toros, cerdos o jabalíes y suelen ser típicas de zonas celtas, en el mundo íbero se representa más a animales como leones, toros, felinos, caballos, etc. Este verraco se trata de una escultura tallada en piedra local (normalmente en arenisca o caliza),  que representa a un verraco echado, la talla no está completa y se observa algunos desperfectos pero las patas trasera y delantera  están muy bien conservadas destaca sobre todo sus terminaciones delanteras donde el artista ha diferenciado bien como una especie de dos dedos (revestido de pezuñas), la posición del animal se encuentra como he dicho en actitud sedente sobre las cuatro patas y la cabeza en medio, aunque esta posición es más propia de los leones cuando se encuentran en reposo, sin embargo, el jabalí, así como, demás ungulados cuando se echan la suelen doblar hacía atrás sus patas.
Todas estas figuras se encuentran rodeadas de vitrinas que nos enseñan el pasado de Espera, que se remonta a época del neolítico, y nos conduce hasta época medieval aunque la mayor aportación de material es de la ciudad romana de Carissa Aurelia; donde nos muestra un conjunto cerámico del s. III al I a. d. C y urnas funerarias.
La segunda planta del museo se dedica a la vida cotidiana de la época romana de materiales procedentes tanto de Carissa Aurelia y Esperilla, donde se expone una colección de monedas, objetos de cocina y elementos arquitectónicos. Todo el museo se encuentra bien ataviado con paneles explicativos donde el visitante puede ir haciendo un recorrido por la historia de las diferentes culturas de esta localidad. Y a pesar del espacio, el MAE, cuenta con sala de medios audiovisuales, laboratorio y biblioteca.
Desde este espacio quiero felicitar a la directora del MAE, la arqueóloga Pepa Lozano, por la gestión realizada y su tesón en que este proyecto saliera adelante y por la buena difusión que le está dando al Patrimonio de Espera; y sobre todo al Ayuntamiento de Espera que a pesar de ser una población pequeña y con pocos recursos destinados al ámbito cultural ha sabido apostar por su Patrimonio y ha sabido rodearse de profesionales del sector para que el MAE llegue a estar en la red de rutas turísticas del Cádiz romano y  sea cada vez más conocido por los especialistas y por público en general. Sólo decir que sería conveniente que todas las administraciones se pusiesen de acuerdo y se pudiese llevar a cabo excavaciones arqueológicas, en estos dos yacimientos tan emblemáticos como es Carissa Aurelia y Esperilla, donde el mundo ibérico, con poca presencia arqueológica en la provincia, se funde con el mundo romano. Sería una interesante apuesta para conocer el proceso Histórico de la zona. También quiero hacer hincapié en las demás administraciones, como el Museo Arqueológico de Cádiz y  de Sevilla, para que donen las piezas de esculturas de leones que poseen en sus fondos para que ésta colección no esté dispersa, ya que, el MAE  de espera dispone de espacio para albergar y custodiar éste material. Considero el Patrimonio Arqueológico una herencia común de toda la humanidad, y debe conservarse y preservarse en su lugar de origen.







Directora del MAE: Pepa Lozano


8 comentarios:

  1. Isabel muchas gracias por tus palabras y por esta estupenda entrada! la verdad es que el museo me da muchas satisfacciones, entre ellas que le guste a gente como tú, del gremio. Desde aquí animo a todo el mundo a visitarnos, Espera además tiene bastantes más atractivos, es un pueblo muy desconocido. Un beso y de nuevo gracias!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a tí Pepa por el fantástico día que nos hicistes pasar. En este museo coincido con Lazaro Lagostena al afirmar que es el gran desconocido de los museos de la provincia de Cádiz, a pesar de ser uno de los que más registro posee del mundo íbero. Pero a mí lo que más me congratula es la labor que llevar a cabo en el museo con los chavales, creo que este es uno de los trabajos más importantes y que mas se deberían llevar a cabo para la difusión, respeto y conservación de nuestro patrimonio en este tipo de centros, ya que desde pequeño hay que inculcar a estas futuras generaciones el respeto y el conocimiento por nuestra historia y su patrimonio. Es una garantía para que el día de mañana sepan respetarlo y conservarlo; de este modo se evitaría el espolio, venta y destrucción de nuestro legado. Por eso te animo a que sigas trabajando en esos variados talleres que llevas a cabo tanto con alumnos de centros educativos y con el profesorado, la concienciación es la única forma de preservar lo que tenemos.
      Tienes razón al afirmar que es un pueblo desconocido, muy rico en gastromonía, simpatía de sus gentes y con una atractiva y original puesta en escena de la Navidad.
      Así que seguiremos acudiendo a este encantador pueblo. Un besote.

      Eliminar
  2. Felices Fiestas Isa....tengo interés ya en leerlo...cuando este en casamas cómodo me tomare un cafelito mientras lo leo.....ahora a cenar que es Noche Buena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Salvador, te deseo todo lo mejor para este próximo Año y se cumplan alguno de tus deseos. Será un adelanto para cuando lo puedas visitar y poder contemplar las piezas con más conocimiento sobre esta época, que en la provincia de Cádiz hay muy poco registro de este periodo. Buenas Fiestas para los dos. Saludos.

      Eliminar
  3. Ahora lo he leido...me parece muy interesante. Ya sabes de mi relacion con Espera y por unos motivos u otros se me ha vuelto a pasar un año con la intencion de visitar lo que yo llamaba la Integral de Espera, que eran Fetetar, Esperilla, Carija o Carissa mas el Museo. Y eso que lo he visitado varias veces este año, pero los motivos de no hacerles la visita son largos de contar. Me han quedado un par de dudas, respecto a tu entrada una, son las fechas...estamos hablando de Cultura Iberica, pero no me encajan los siglos y la otra duda es una que siempre oigo por ahi, y es referente a Carissa Aurelia, si pertenece a Espera o Bornos...nada mas Isa, me alegra ver este tipo de entradas por los Blogs y Foros, no solo por lo que me atraen sino tambien por su cercania. Nos vemos, seguimos en contacto.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Salvador, la cultura de los Iberos se desarrolla durante los s. VII al I a.C, el periodo orientalizante abarca del VII al VI a.d.C y es cuando se produce la fortificación de los poblados, después viene la etapa de heroización de los principes que va del V al IV, después la de los territorios políticos el III y luego ya termina con la romanización del III al I a.d.C donde desaparecen muchas oppida (ciudades fortificadas) y otras son convertidas en ciudades romanas. Su periodo barca 7 siglos de nuestra historia. Esto a nivel general después en cada zona la fecha pueda variar pero esto no se puede determinar hasta que no se reliacen excavaciones.
    En el museo se conservan piezas tanto del yacimiento íbero-romano de Esperilla que datan algunas del IV al II a.C y piezas del yacimiento de Calissa Aurelia. Carissa está entre los dos términos el de Bornos y Espera. Buen Año 2014.

    ResponderEliminar
  5. Isa, me he hecho un lio con los siglos y las abreviaturas "s.IV. al II.a.d.C" me tenia liado. Leía siglo 4 al 2 año despues de Cristo....he mezclado abreviaturas, siglos con años....supongo que estaría mareado aquella noche de leer tantos blogs. Gracias por la aclaración, aunque dentro de mi escuetos conocimientos de esta nuestra cultura, mas o menos me manejaba, aunque tu has puntualizado aun mas, con lo cual mis conocimientos se acrecientan un poco mas.
    Nada mas,,,ganas de veros de nuevo y saber de vuestras andanzas que ya algo me ha llegado. Buenas Noches.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo dicho Salvador, ha comenzar bien el año. Ya hablaremos pronto. Saludos para los dos.

      Eliminar