miércoles, 19 de febrero de 2014

MUSEO DE PREHISTORIA Y PALEONTOLOGIA DE ORCE (Granada)


 No visitaba la población de Orce desde, el año 1995, cuando se celebro el Congreso Internacional de Paleontología Humana, “The Hominids and their environment during the lower and middle pleistocene of Eurasia”, y ha sido muy grato ver como un pequeño pueblo, del altiplano granadino, ha sido declarado, por fin,  zona arqueológica, con la categoría de BIC (Bien de Interés Cultural).
El museo municipal de Orce originariamente se encontraba ubicado en una de las salas de la Torre del Homenaje de la Alcazaba de las Siete Torres; este pequeño museo fue montado por el paleontólogo J. Gibert y sus colaboradores, en el año 1987, donde de forma desinteresada y muy humildemente, sin ninguna noción de musealización montaron una pequeña sala donde colocaron  las piezas encontradas en los excavaciones, como una prolongación de su trabajo de campo. Este gesto le ha servido, hoy día, para que Orce tenga un museo bien montado en las dependencias del Palacio de Los Segura, de estilo barroco de los s. XVI-XVII, donde además del museo se encuentran varias dependencias municipales.
El museo ocupa dos salas amplias de estas dependencias, en la primera planta, además de montajes audiovisiales, hay  una serie de paneles explicativos referidos a la fauna, flora, clima y la vida en los lagos, en toda la cuenca. En las vitrinas se encuentran  partes craneales y postcraneales  de las especies encontradas en los yacimientos de Fuente Nueva 3, Barranco León 5 y Venta Micena. A pesar de la importancia paleobiológica de los yacimientos de Barranco León y Fuente Nueva con una datación incluso más antigua, creo que el yacimiento más emblemático y con un registro paleontológico excelente es Venta Micena, donde se han recuperado más de 17.000 restos de fósiles de especies de gran tamaño como hipopótamos, elefantes, rinocerontes, caballos, búfalos de agua, bueyes almizcleros, ciervos de tamaño grande y mediano, cabras, soergelias y de mediano tamaño como lirones, conejos, topillos, ratones de campo. Entre los carnívoros destacan osos de gran tamaño, dos especies de tigres de dientes de sable, hienas, lobos, tejón, lince y zorro.
Un conjunto faunístico excelente tanto por la cantidad de especies registradas como por su excelente conservación hace que la cuenca de Guadix-Baza sea considerada única en toda Europa occidental en registros de Plio-Pleistoceno, con yacimientos al aire libre, que van desde el Mioceno hasta Pleistoceno medio.
También podemos observar en las vitrinas cráneos de félido de dientes de sable, mandíbulas de hienas de gran tamaño y una carcasa completa de tigre de dientes de sable.
 Además en esta planta hay una serie de bloques de caliza que contienen los restos fósiles in situ, extraídos de las excavaciones, uno en concreto corresponde a un cúmulo de cráneos rotos por su parte occipital.
En la sala superior se encuentra los restos antropológicos encontrados en los yacimientos de Fuente Nueva y Barranco León, y una réplica del fragmento de cráneo del llamado “Hombre de Orce”, así como, una pequeña colección de la industria lítica encontrada en estos yacimientos.
Supongo que pronto se podrá ver en estas salas el diente de leche de un homínido de 10 años, datado en 1.4 millones de años y que fue encontrado en el yacimiento de Barranco León, en la compaña de 2002, actualmente se encuentra en proceso de estudio. Y viene a confirmar la presencia humana más antigua de Europa Occidental.
Además de ser declarada la cuenca de Orce como zona BIC, la Junta solicitará que sea reconocida como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. También se una librado una partida de los presupuestos para la construcción de un centro de interpretación y albergará todo el registro faunístico encontrado durante todos estos años en las excavaciones.
Una vez más, la Junta de Andalucía ha demostrado su   torpeza e ignorancia ante su Patrimonio y la ciencia, ya que llega con treinta años de retraso, evidentemente  todos estos avances se recoge con satisfacción, pero desde el año 1983 se viene estudiando y dando a conocer en foros nacionales e internacionales de la importancia de estos yacimientos por investigadores de diferentes disciplinas; independientemente de que hubiese o no presencia humana, la cuenca de Guadix-Baza, es única en registros del Plioceno-Pleistoceno.








3 comentarios:

  1. Isabel, claro que tiene su importancia estos yacimientos, aunque no apareciaeran mas restos de hominidos. Pero, al margen de eso, a mi dos veces que fui a Orce, dos veces que me vine con sabor agridulce, y eso que tengo cierto interes desde el descubrimieto en su fecha del famoso craneo de Orce hallado por el difunto J,Gibert. No le quiero quitar ningun merito al museo, ( pero me dio mucho coraje, que no me dejaran hacer una foto, jeje) y ademas cuando yo estuve hace unos meses tanto el craneo, como el diente que estan alli eran replicas al igual qu Bueno,

    ResponderEliminar
  2. al igual que alguna cosa mas. Buenos es difícil explicar con palabras ciertas sensaciones. Al margen de todo esto, te felicito por la difusión que haces de todos estos temas que a mi personalmente me apasionan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Salvador, yo te animo a que visites esta zona en verano, cuando están excavando, así puedes ver los registros que se encuentran y además tienes la ocasión que te lo explican de primera a mano los directores de los yacimientos, Robert Sala o bien Bienvenido Martínez. Estos yacimientos se engloban en el proyecto “Primeras ocupaciones humanas del pleistoceno inferior en la cuenca de Guadix-Baza” y es muy interesante ver una excavación abierta.
      Se debe dejar de tener una imagen deformada del yacimiento de Venta Micena, por toda la problemática que ha generado, hay que pensar que es el yacimiento que más registros ha dado y ha sido el mejor estudiado.
      Además, ahora con la creación del nuevo centro de interpretación que se va ha construir albergara todo el material que se ha extraído desde que comenzaron las primeras excavaciones, que Orce ha conseguido recuperar del Instituto Paleontológico Miquel Crusafont en Sabadell (Barcelona), así, se podrá ver nuevos registros y espero que se convierta en un centro de investigación y formación de las nuevas generaciones. Hay muy pocos yacimientos con registros de este tipo y además con la excepcionalidad de lo bien conservados que están y la cantidad de variedad de especies que se conservan, es único en el pleistoceno inferior.

      Saludos

      Eliminar