viernes, 21 de marzo de 2014

CRÁNEO DE URO


En el yacimiento de Oued Sarrat, provincia de El Kef, (Túnez), ha tenido lugar el hallazgo de un cráneo de Bos primigenius. Las excavaciones se llevaron a cabo en el año 2008 y los resultados de los estudios se han publicado en la revista  Quaternary  Sciencia Review,  por los paleontólogos  Bienvenido Martínez-Navarro y Narjess Karoui- Yaakoub.
Una vez recuperado los fragmentos óseos y restaurados se ha determinado que pertenecían a un uro, su tamaño es más grande que los recuperados en Europa, sus cuernos presentan una longitud de unos 112 cm y por lo que a su masa corporal respecta supera los 1.000kg de peso.
Cráneo de Bos primigenius. Foto: IPHES
 Los investigadores lo consideran el ancestro de los toros actuales, su cronología basada en datos paleomagnéticos y biocronológicos es de unos 0.7 Ma de antigüedad. Por su cronología se sitúa a este Bos primigenius en el más antiguo encontrado hasta la fecha y se emplaza al toro en unos orígenes africanos y no euroasiático como se venía barajando hasta ahora.
Diferentes vistas del cráneo de Bos primigenius. Foto: IPHES
  Las excavaciones en la cuenca lacustre han continuado en las campañas de 2011 y 2013, donde se ha ampliado  el registro arqueológico y paleontológico, revelando una asociación faunística de rinoceronte, équidos, hipopótamos, cerdos, antílopes, reptiles, aves asociados a una industria achelense, en unos niveles de color negro de origen lacustre, que se corresponde con la base del Pleistoceno Medio (aproximadamente unos 700.000 años) y otra más reciente en niveles fluviales marrones y grises, del Pleistoceno Superior, con fauna e industria ateniense, de hace 30.000-7.000 años de antigüedad.
Industría litica del yacimiento. Foto: IPHES

Los autores consideran que los toros han evolucionado a partir del búfalo africano gigante de olduvai, Pelorovis oldowayensis, que dan origen al toro moderno, pero con unas características anatómicas aún primitivas que sería del Bos buiaensis que evolucionaría a los Bos primigenius en África y se dispersaron por Eurasia a principios del Pleistoceno Medio, que cuadra con la propagación del tecnocomplejo achelense en el norte de África y Europa.
Referencia:
-Martinez-Navarro, B et al., 2014: The early middle Pleistocene archeopaleontological site of Wadi Sarrat (Tunisia) and the earliest record of Bos primigenius. Quaternary Science Reviews.



No hay comentarios:

Publicar un comentario