viernes, 31 de enero de 2014

LAS HUELLAS DE LAETOLI


En el museo de Oldupai Gorge, en plena Garganta de Olduvai (Tanzania), se ha dedicado un espacio a las huellas de Laetoli, con una réplica de las pisadas.
Laetoli es uno de los yacimientos paleontológicos del plioceno, que mejor registro ha dado de las primeras pisadas o huellas fósiles de  antepasados humanos, en concreto del Australopithecus afarensi.
Nunca un pequeño juego de tirarse bolas de estiércol de elefante seca, entre los miembros del equipo de Mery Leakey, había resultado tan fructífera para la ciencia, este hecho tuvo lugar en 1978.
Muy cerca de Olduvai, a unos 25 km se encuentra Laetoli, en la meseta Eyasi, donde el matrimonio Leakey había estado buscando fósiles y sólo habían recogido una nidada de huevos muy bien conservados envueltos en hojas de acacias, de las que se pueden encontrar hoy día en la zona, y algunos fragmentos de mandíbula, dientes aislados y algunas piezas de un esqueleto juvenil.
El origen del yacimiento se debe a que muy cerca de allí se encuentra el extinto volcán Sadiman que había depositado 18 capas de cenizas durante varias semanas, con un total de 15 cm de espesor, y sobre estas cenizas volcánicas humedecidas por la lluvia los homínidos habían dejado sus huellas para la posteridad y posteriormente se convirtieron en una especie de cemento que fue recubierta por cenizas y material sedimentario y esto es lo que ha permitido que se conserve tanto tiempo y que haya podido ser datado por el método potasio-argón, en 3,7 millones de años, antes del presente.
Este hallazgo tuvo lugar entre 1976-1978 por M. Leakey y el geólogo Richard Hay, que excavaron 27 metros de largo con diferentes huellas de homínidos, según los estudios realizados, las huellas de unos 18/21cm. de longitud, podrían pertenecer a tres individuos diferentes, con una estatura estimada entre 1,15 cm y 1,56 cm, esta diferencia de altura vendría dada por el diformismo sexual y por la edad de los individuos,  por lo que se estima que fue un grupo formado por dos adultos y un infantil.
Junto a las pisadas de los homínidos se encontraron huellas de diferentes animales que oscilan en tamaño desde una liebre a un elefante, hay presencia de huellas de antílope, babuinos, jirafas, hienas, rinocerontes, búfalos, gatos salvajes, hipparion, aves, etc, también quedaron moldeadas las gotas de lluvia.
La importancia de este yacimiento viene determinada por la presencia de unas huellas que nos revelan ya un bipedalismo, en unas fechas anteriores a la producción de herramientas líticas, por los menos 1,2 millones de años, en unos momentos en que los homínidos estaban realizando herramientas líticas antes de que hubiera un aumento significativo en el tamaño del cerebro. Campo muy amplio para seguir investigando.
En el año 1995 el yacimiento fue recubierto por una capa protectora para su conservación, y hoy día como no se tomen medidas se encuentra en peligro de desaparecer.










8 comentarios:

  1. Qué asombroso. Gracias por la información

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad que sí Lucía impresiona verla y más en su mismo contexto. Gracias por pasar por este rincón.

      Eliminar
  2. Que chulo. Se puede visitar?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Adrian, si se pueden visitar están en el museo de Oldupai, son una réplica de las originales. Saludos.

      Eliminar