jueves, 10 de mayo de 2012

EL LOBO Y EL COYOTE: DIFERENTES CAMINOS EN SU EVOLUCIÓN.

A raíz de la última glaciación (10.000 años), muchas especies de mamíferos sufrieron cambios en su evolución debido al cambió climático que se produjo. Esto se reflejó en que hubo especies que se extinguieron y otras simplemente sufrieron un proceso evolutivo en su morfología. Este cambio, lo vemos, por ejemplo en los lobos y los coyotes dos especies de cánidos que siguieron dos líneas diferentes en su línea evolutiva. Así,  el lobo con una fuerte mandíbula y sus 42 piezas dentarias, junto a su amplia caja torácica y sus voluminosos músculos maseteros, son muestras de una evolución en función de sus características depredadoras en la cadena trófica. Sin embargo, los coyotes aunque a veces se reúnen en manadas, por lo general, son animales solitarios y se suelen alimentar de pequeños  mamíferos como ratas, ardillas, conejos, frutos y granos vegetales.

Los lobos suelen medir entre 1,20 y 1,80 metros y una alzada a la cruz de entre 60 y 70 centímetros. Su peso varía entre 30 y 50 kilos aunque a veces pueden superar este peso. Mientras que los coyotes miden 60 cms de altura y es un animal que pesa entre 10 y 25 kg, por su aspecto es un animal muy flaco, y puede parecer desnutrido  aunque goza de buena salud.

Aunque hoy día presenta diferencias notables en su corpulencia, no fue así, durante el Pleistoceno. Así, lo avala un estudio realizado por Julie Meachen, del Centro Nacional Estadounidense de Síntesis Evolutiva y Josh Samuels, del Monumento Nacional Lechos de Fósiles John Day en Oregón, que nos revelan la causa por la que los coyotes perdieron la corpulencia que tenían en su día  y que lo hacía más semejantes a los lobos grises de la actualidad.

Esqueleto de coyote. F:R.O´Keefe
Los coyotes arcaicos tenían sus cráneos y mandíbulas más gruesas y profundas que las poblaciones actuales . Los coyotes del Pleistoceno también tenían dientes más anchos para procesar carne, una adaptación útil para matar presas más grandes.  Este cambio, en la morfología corporal del coyote vino dada porque desaparecieron sus presas de gran tamaño, así como, sus competidores directos de gran tamaño; por lo que ellos se adaptación a una alimentación más ligera y diferente.