viernes, 31 de agosto de 2012

RESTOS DENTALES DE RINOCERONTE EN EL YACIMEINTO DE LA BÒBILA ORDIS, EN PORQUERES (GIRONA)

La campaña de excavación llevada a cabo este año, en el yacimiento de la Bòbila Ordis, por el IPHES (Instituto de Paleoecología Humana  y Evolución Social) ha dado como resultado el descubrimiento de numerosos restos dentales de rinoceronte (Stephanorhinus etruscus),  de los cuales cinco se conservan enteros y numerosos fragmentos, con una cronología de 800.000 años (Pleistoceno Inferior). La presencia de este mamífero nos indica un paisajes de campos abiertos en momentos de clima templado.
También se han recuperado  en la parte superior del depósito, en un contexto sedimentario de microconglomerados y arenas marrones de grano grueso, una defensa de elefante, posiblemente de Archidiskodon meridionalis y un molar de suido (Sus cf. Minor).

Fragmentos de restos de rinoceronte en Bòbila Ordis. IPHES
Estos restos fósiles vienen a sumarse a un conjunto de restos óseos que se disponía de antiguas prospecciones arqueológicas realizadas en la zona, de los años cincuenta a los ochenta, pero este año se ha comenzado la ejecución de una excavación sistemática, que permitirá buscar en el futuro posibles evidencias de una ocupación humana.
Esta excavación se incluye dentro del proyecto de investigación “El Pleistoceno Inferior al noroeste de Cataluña”, donde se tiene como objetivo investigar sobre la paleoecología en Cataluña durante el Pleistoceno Inferior, en un contexto temporal coetáneo a la primera ocupación de los primeros humanos que habitaron la Península Ibérica. Por eso, su objetivo primordial debe ser el estudio de la fauna fósil del yacimiento y la palinología.

             
                                                            
                                                                   

No hay comentarios:

Publicar un comentario